Una moto customizada japonesa

No acostumbramos a mostrar trabajos de motos customizadas, pero realmente hay algunos modelos que valen la pena darle un espacio, porque demuestran un trabajo y dedicación sumado a una creatividad impresionante.

Una moto customizada japonesaEs el caso del japonés Hideki Hoshikawa y su equipo de Asterisk Custom Works, que desarrollaron esta impresionante hot rod denominada Jenny Lind. La moto fue fabricada para el conocido show “Yokohama Hot Rod Custom Show” que tendrá lugar en esa ciudad en poco tiempo.

“Jenny Lind” fue creada partiendo de cero, ya que lo único que tenía su creador a mano era el motor, un S&S Cycle Type E Knucklehead, muy retro, siendo lo único que no se ha fabricado en Asterisk Custom Works.

Una moto customizada japonesaEl chasis está fabricado en tubos de acero y fue diseñado íntegramente por Hoshikawa. El cuadro se desdobla bajo el cárter, siguiendo las formas del motor en su parte inferior. La parte posterior es rígida, al estilo de las motos de principios del siglo pasado. La suspensión delantera se conforma por una ballesta, y una enorme rueda de 23 pulgadas “sin freno”. El único está en la rueda trasera de 19 pulgadas. Gracias a esto, el manillar de dos piezas carece de palanca de frenos y de embrague, ya que éste se acciona por pedal, rarísimo, y los cambios por una palanca manual.

Una moto customizada japonesaEs increíble también el trabajo realizado en el tanque de combustible. El asiento es monoplaza hecho en cuero rígido, amortiguado por dos resortes al mejor estilo retro. Todo la moto, como dan cuenta las fotos, es de un exquisito acabado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *