Técnicas de Conducción: Cómo encarar correctamente las curvas

Comparti en Redes Sociales

Manejar una moto, al igual que un auto, no significa solamente subirse, darle arranque y salir. Manejar implica conocer la moto, y saber cómo responde en cada situación, en una recta, acelerando, frenando y principalmente en las curvas. La moto se vive y se “siente”.

moto conduccion
En las motos, a diferencia de lo que sucede con los autos, la física juega a nuestro favor, donde en cada curva y contracurva, sentiremos las fuerzas de gravedad y la falta de ésta, y debemos saber cómo utilizarlas para aprovecharlas al máximo y que nos permitan llevar la moto hacia donde nosotros queremos.

Quien anda en moto sabrá que lo más placentero que nos brindan nuestras máquinas, donde el contacto “hombre-máquina” se vuelve único, es en las curvas. Sentir cómo se comprimen las suspensiones al frenar y entrar en la curva, inclinar la moto, sentir el movimiento, la inercia y de repente cambiar e inclinar hacia la contra curva, es la mejor sensación que se puede vivir arriba de una moto; rodeado de un paisaje espectacular si el clima acompaña.
Para poder realizar estas maniobras y “entrar” de forma segura en las curvas, hay dos cosas que son muy importantes: tener un mínimo conocimiento de cómo tomarlas adecuadamente, y en segundo lugar, práctica.

doblando

Para ello, acá van unos breves consejos:
Para tomar sin problemas una curva, es fundamental tener buena visibilidad de la entrada de la curva; pero aún más importante es ubicar el punto de salida, que es donde debemos fijar la vista, porque allí donde pongamos la mirada es donde vamos a salir de la curva. Esto requiere de mucha práctica por parte del piloto, ya que por lo general cuando manejamos tendemos a mirar por donde vamos y no hacia dónde.

Previo a tomar la curva entran en escena los frenos, donde será fundamental dosificar la presión entre el delantero y el trasero, procurando iniciar el frenado con el tren delantero (que recibirá la mayor parte de la carga), y ayudar con el trasero, a la vez que el freno motor mediante los rebajes colaborarán en la tarea. Entramos presionando los frenos e inclinando el cuerpo hacia la parte interna de la curva, cargando el peso sobre la pierna del mismo lado. Al entrar

Técnicas de Conducción: Cómo encarar correctamente las curvas

inclinados y al aplicar los frenos notaremos que la moto tenderá a ponerse vertical otra vez y a abrir la trayectoria, por eso es fundamental mantener la mirada “clavada” en la salida de la curva. Los pilotos más experimentados utilizan una maniobra llamada “contramanillar” que hace que al mover el manubrio hacia el lado opuesto al que queremos dirigir la moto, nos moverá más rápidamente hacia donde queremos ir, pero ya dedicaremos un párrafo aparte a esta maniobra.

Una vez dentro de la curva, habiendo presionado los frenos, inclinado la moto y hechos los rebajes correctamente, deberemos soltar los frenos y buscar el vértice de la curva. La velocidad de entrada será fundamental para la inclinación que lograremos dentro del trazado: si frenamos demasiado o entramos pasados, en ambos casos erraremos la trayectoria, corriendo peligro de invadir el carril opuesto (si la curva es a la derecha) o bien terminar fuera de la cinta asfáltica (en curvas a la izquierda).

Buscaremos el recorrido por la parte interna de la curva, pasando por el vértice. En ese punto la moto comienza a recorrer la curva, suavemente, en un equilibrio dinámico de fuerzas, con el motor empujando suavemente y buscando la salida. Es fundamental a estar altura no usar el freno delantero, que podría provocar un derrape, porque no olvidemos que la mayor parte de la carga la lleva la rueda delantera.

Si prestamos atención a estos dos simples tips, podremos disfrutar de una placentera salida en moto, disfrutando cada curva al máximo dejándonos llevar por la magia cautivadora de las dos ruedas.


Comparti en Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *