Scooters BMW C650 GT y BMW C650 Sport: cuál elegir

Comparti en Redes Sociales

El segmento de los maxiscooters o Urban Mobility como lo denomina BMW Motorrad, tanto a nivel internacional, como a nivel local, está adquiriendo cada vez más adeptos, que elige movilizarse en scooter como manera de evitar el caos del tránsito diario. Pero la realidad es que para estos scooters BMW, su uso no se limita únicamente a la ciudad, ya que sus excelentes prestaciones, confort y seguridad, le permiten realizar viajes de largas distancias a la par de cualquier moto de turismo.

BMW C650 GT

BMW C650 Sport

En esta nota vamos a marcarte cuáles son las principales diferencias entre los dos modelos de maxiscooters que están liderando las ventas del mercado argentino desde el 2016 a la fecha: el BMW C650 GT y el BMW C650 Sport.

Orígenes

La línea C de BMW Motorrad fue lanzada en nuestro país allá por el año 2013, y si bien en términos generales se mantuvieron sin cambios, en 2016 se vieron sometidos, ambos modelos, a algunos retoques estéticos y mecánicos menores, transformándolos en vehículos aún más premium de lo que ya eran.

Hoy la casa bávara ofrece a la venta tanto el modelo GT, como el Sport. Originalmente el primero se denominaba 650 GT y el otro 600 Sport, más allá que el motor era el mismo 650 cc. para ambos, con misma potencia, mismo torque, y mismo equipamiento de seguridad de serie, totalmente inédito para nuestro país en un scooter: ABS y ASC (control de tracción), entre otros lujos que más adelante te voy a contar.

El restyling por el que atravesaron a fines de 2016 vino de la mano de algunos cambios estéticos y mecánicos, mejorando aún más la experiencia a bordo de estos C650, ya que se logró disminuir aún más el sonido del motor cuando regula, se reemplazó el escape por uno de salida doble que le dio un toque más deportivo a ambos modelos, y lo más importante, mejorando aún más el sonido del bicilíndrico de 60 caballos.

La transmisión CVT también se modificó, y gracias a nuevas geometrías, contrapesos, embrague y otros elementos, se consiguió una mejor y más rápida respuesta a bajo régimen y a la vez se logró que el motor retenga un poco más al desacelerar. Se trabajó también en las suspensiones para que sean algo más blandas.

En resumen, BMW Motorrad ha sabido hacer de su primer scooter un éxito a nivel mundial, algo que no todas las marcas han logrado, y menos aún en tan poco tiempo; pero la realidad es que hoy puedo asegurar sin dudas que BMW ofrece el scooter más potente y equipado del mercado argentino.

Como decíamos al principio, tanto motor como chasis, frenos y suspensiones son exactamente iguales en ambos modelos; y la diferencia la encontraremos a nivel estético. Pero veamos en detalle, lo que tienen en común, para luego detenernos en las principales diferencias.

Motor

Ambos modelos llevan el mismo motor, un bicilíndrico en línea de 647 cc, cuatro tiempos, refrigerado por agua y cuatro válvulas por cilindro, con doble árbol de levas en la culata. El motor es el más potente del segmento, alcanzando 60 hp a 7750 rpm, con un torque de 63 Nm a 6000 rpm; más que suficientes para impulsar al scooter hasta los 180 km/h (limitados de fábrica). La inyección es electrónica BMS-E2, y el motor cumple con las normas Euro4 de emisiones.

Chasis y suspensiones

El bastidor está realizado en tubos de acero, con el motor autoportante. La suspensión delantera está a cargo de una horquilla invertida de 40 mm de diámetro, y 115 mm de recorrido; mientras que la amortiguación trasera es por basculante mono brazo, con un monoschock regulable en precarga, también con 115 mm de recorrido.

Frenos y ruedas

Como te contaba anteriormente, los BMW de la serie C, fueron los primeros maxiscooters en llegar al país con frenos BMW Motorrad ABS de serie. El frenado está a cargo de un doble disco delantero de 270 mm de diámetro, mordidos por pinzas flotantes Nissin de doble pistón cada una. El trasero es un disco de 270 mm de diámetro, también con pinza flotante de doble pistón.

Pasamos ahora a las principales diferencias entre el BMW C650 GT y el BMW C650 Sport.

Estética exterior

La principal y única diferencia entre los dos modelos de la casa bávara está dada en la parte estética, ya que como dijimos antes, los motores y parte ciclo son idénticos. En el caso del C650 GT, y tal como lo indican las siglas que lo identifican, se trata de un auténtico Gran Turismo, siguiendo la línea de las GT más grandes de la marca, incluso el faro trasero fue rediseñado para asemejarse al de su hermana mayor la BMW K 1600 GT.

Lo primero que salta a la vista es su tamaño, que permitirá tanto al piloto y al pasajero, viajar cómodamente; siendo este el principal objetivo del GT.

A diferencia del Sport, el GT cuenta con carenados más grandes en la zona frontal (lo que se llama el escudo) y principalmente, donde se encuentra la mayor diferencia es en la parte trasera, ya que el GT, a diferencia de su hermano Sport, cuenta con un baúl inmenso bajo el asiento que permite albergar dos cascos integrales sin problemas. Por su parte el Sport utiliza un sistema denominado BMW Flex Case, que permite “agrandar” el baúl para colocar el segundo casco bajo el asiento cuando la moto está parada.

Sistema Flex Case

Asimismo, en lo que hace a la protección aerodinámica, el GT cuenta con un sistema de aletas o deflectores “plegables” justo debajo del parabrisas, que al abrirse desviarán el viento de las manos, un elemento muy práctico a la hora de viajar en ruta.

maxiscooter bmwOtra de las diferencias entre ambos es el parabrisas. Si bien los dos cuentan con la posibilidad de regulación, en la GT es eléctrico mediante una tecla ubicada en la piña izquierda; mientras que en el Sport se podrá regular aflojando manualmente unas mariposas.

puñosVistos de frente, ambos cuentan con doble óptica y luz diurna, ésta última siempre vino equipada de serie, pero a partir del restyling de 2016, cuentan con luz adaptativa, que hará que se conmute entre DRL y luces bajas al oscurecer o pasar por un túnel, disminuyendo la intensidad de las luces diurnas. En ambos modelos las luces de giro son full LED, ubicándose las frontales en los espejos en el caso del GT y en el carenado frontal en el caso de la Sport.

Ambos modelos cuentan a su vez con calienta puños regulables en dos niveles de intensidad más una opción “auto”, que los encenderá dependiendo de la temperatura exterior y la velocidad a la que se circule. Los asientos, tanto para conductor como acompañante cuentan también con la posibilidad de calefaccionarlos, mediante un control en la piña derecha, con los mismos niveles que los calienta puños, mientras que el asiento para el pasajero contará con dos intensidades de calor. Cabe destacar, que todo el sistema de calefacción se informa en el tablero digital.

asiento bmwSiguiendo en lo que hace a equipamiento, estos dos scooters premium cuentan con agregados tecnológicos que pocas motos y scooters disponen, como por ejemplo el sistema RDC de control de presión de neumáticos, que informa al piloto la presión de ambos neumáticos mediante sensores ubicados en las válvulas de inflado.

Cuentan además con indicador de nivel de aceite que indicará con un “OK” en el tablero, el correcto nivel de aceite, consumo instantáneo, consumo promedio, odómetro total, dos parciales, sensor de temperatura exterior, lo que se complementa con el sistema “CAN bus”, que indica en el tablero incluso cuando se quema una lámpara de la luz baja.

Otro detalle es el freno de “mano”, que en realidad está en la pata de cabra, y que se acciona al bajarla. Lo destacable es que actúa sobre el disco trasero pero no sobre la pinza de freno principal, sino que dispone de un pequeño cáliper adicional en la parte baja del disco, exclusivamente para este uso.

Ambos cuentan con pequeñas guanteras en la parte delantera, una de ellas con un toma de 12 volts, que resultan muy prácticas para llevar documentos, el teléfono celular y dinero para los peajes. Sólo una de ellas se podrá bloquear con la cerradura desde la llave.

Las dimensiones de ambos scooters son algo distintas, al igual que los pesos, no así las capacidades del tanque. A continuación un pequeño resumen de estos números.

Medidas y capacidades de la C650 GT

  • Largo: 2235 mm
  • Ancho (espejos incluidos): 785 (916) mm
  • Alto: 1411 mm
  • Altura del asiento (en vacío): 890 mm (asiento bajo [accesorio]: 785 mm)
  • Longitud del paso del piloto (en vacío): 1910 mm (asiento bajo [accesorio]: 1855 mm)
  • Peso en vacío con la moto lista para circular con el tanque lleno: 261 kg
  • Peso máximo permitido: 445 kg
  • Carga máxima (con el equipamiento de serie): 184 kg
  • Capacidad útil del tanque de combustible: 15,5 litros (3 litros son de reserva).

Medidas y capacidades de la C650 Sport

  • Largo: 2180 mm
  • Ancho (espejos incluidos): 775 (887) mm
  • Alto: 1378 mm
  • Altura del asiento (en vacío): 800 mm (asiento bajo [accesorio]: 780 mm)
  • Longitud del paso del piloto (en vacío): 1830 mm (asiento bajo [accesorio]: 1810 mm)
  • Peso en vacío con la moto lista para circular con el tanque lleno: 249 kg
  • Peso máximo permitido: 445 kg
  • Carga máxima (con el equipamiento de serie): 196 kg
  • Capacidad útil del tanque de combustible: 15,5 litros (3 litros son de reserva).

Conclusión

Desde su arribo a nuestro mercado, los scooters BMW fueron todo una novedad. Eran ya excelentes scooter y ahora son mejores. Su puntuación, por tanto, en todos los apartados que a uno se le ocurran es muy alta, y la elección entre uno u otro pasará más por cuestión de gustos y el estilo que más se acomode a tus necesidades, ya que en realidad no hay diferencias sustanciales entre ellos. En ruta son rápidos, estables y cómodos. El Sport, como su nombre sugiere, puede parecer más apto para la ruta, pero el parabrisas alto y mayor cuerpo del GT lo hacen muy cómodo en cualquier camino. Llevan motores grandes y potentes, que en promedio no pasarán de los 5,4 l/100 km con un trato razonable del acelerador.

Ambos son extremadamente cómodos, basta con ver el asiento del GT, es un sillón (literal), que ayudado con el parabrisas eléctrico logra que se forme esa burbuja de vacío tan anhelada en viajes largos. El Sport no se queda atrás, pero ya no podremos presumir regulando en forma eléctrica el parabrisas, tendremos que detenernos y hacerlo manualmente, pero aún así es un detalle que motos de mayor cilindrada carecen. Ambos muy equipados, sobre todo el GT: parabrisas regulables, ABS y ASC, y electrónica de sobra, cantidad de información sobre diferentes parámetros, y a la hora del equipaje, grandes guanteras en ambos, dos cascos en el hueco del GT y sistema Flexcase en el Sport, que se extenderá para guardar el segundo casco cuando paramos la moto. Todo ello justifica de por sí una nota alta.

Por eso si me preguntás con cuál me quedo, debería decir los dos, pero en el garaje, entra sólo uno. La decisión está tomada.

 


Comparti en Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *