¿Cuáles son los distintos tipos de líquidos de freno para Motos?

Los líquidos de freno vienen de varios “sabores”: Dot 3, Dot 4, Dot 5, pero cuál es la diferencia entre ellos, y cuál le resultará más gustoso a nuestra moto? En esta nueva nota de la sección Consejos de Motopress, te contamos cómo se clasifican estos fluidos elementales para gozar de buenos frenos y por ende de buena salud.

liquido frenos motos

Todo el mundo habla de HP’s de potencia, de aceleración y de velocidad, pero pocos se acuerdan de que una vez que vamos andando, sea rápido o despacio, es muy importante también poder frenar la moto con seguridad; y ahí es donde este fluido mágico entra en escena.

Este líquido será el responsable de llevar la fuerza que ejercemos sobre la maneta o el pedal de freno, hacia las pastillas, accionando los pistones de los cálipers. Para ello es necesario que el líquido tenga determinadas propiedades, porque son varias las funciones que debe cumplir.

En primer lugar no debe ser comprimible, para de esa forma poder transferir la fuerza aplicada con nuestras manos o pie hacia los frenos. Debe ser, además, compatible con el sistema de ABS, y también debe cumplir una función de lubricación de los o’rings de los pistones que presionan las pastillas, y a la vez tener propiedades anticorrosivas, porque como sabemos es muy común que los pistones de frenos se oxiden por ingreso de humedad o condensación en el circuito, perjudicando seriamente la superficie de los pistones, trayendo aparejado una pérdida en la capacidad de frenado. Sumado a ello, debe poder soportar altas temperaturas sin perder todas estas propiedades.

frenos

Estas que enumeramos, son muchas responsabilidades para un solo fluido, por eso es importante saber que hay algunos que son “más responsables que otros”.

El líquido de frenos viene en 4 opciones: Dot 3, Dot 4, Dot 5 y Dot 5.1.

En cuanto a su composición, el 3, 4 y 5.1 están conformados con base de Glicol, por ende, se pueden mezclar entre ellos en caso de que debamos completar el nivel y nos encontremos que no disponemos del que trae nuestra moto. En cambio, el Dot 5 tiene base de Silicona, razón por la cual no se puede mezclar con ningún otro fluido, ya que los componentes son disímiles. El problema es que el 5.1 muchas veces nos confunde, por su proximidad con el Dot 5, pero recordemos que 5 y 5.1 no pueden mezclarse entre sí.

frenos motos

Entonces, cuál es la diferencia entre los componentes químicos de unos (Dot 3, 4 y 5.1) y otro (Dot 5), es decir entre el Glicol y la Silicona.

El Glicol es químicamente hidrofílico, es decir que tiene una tendencia a atraer y absorber el agua y la humedad de su entorno.  Por el contrario, la Silicona es hidrofóbica, es decir que repele el agua y no se puede mezclar con ella. La característica negativa que tiene la silicona en cuanto a su aplicación para sistema de frenos de motos es que es comprimible, siendo la no compresión del líquido una característica fundamental para un adecuado funcionamiento del sistema.

¿Entonces, para qué existe el Dot 5 si no es conveniente para las motos? Esta clasificación se creó originalmente para uso militar en vehículos, donde resultaba necesario mantener la humedad fuera del sistema de frenos y para que pudiesen durar años sin corrosión dentro del circuito.

Harley Davidson solía usar Dot 5 en sus motos, pero hace ya unos diez años aproximadamente que dejó de usarlo para cambiar por el Dot 4 debido a la implementación del ABS.

Es común ver en las carreras de Moto GP cómo los discos de freno se ponen al rojo vivo. Es difícil imaginar la temperatura que soportan, y por ende que debe soportar el líquido. Otra de las características de los que tienen base de Glicol, es que tienen un punto de ebullición más alto, por ende, pueden soportar un mayor abuso de los frenos. El Dot 3 es el que tiene el menor punto de ebullición mientras que el 5.1 es el de mayor graduación. Es necesario aclarar que cualquier partícula de agua dentro del sistema disminuirá drásticamente el punto de ebullición del líquido, lo que lo hará perder sus cualidades en caso de uso extremo, generando una sensación esponjosa al tacto del freno, disminuyendo obviamente las distancias de frenado.

Ahora bien, ¿cuál liquido necesita nuestra moto? Es muy sencillo. Basta con mirar la tapa del depósito ubicada en el manubrio o sobre el centro del cuadro, y ver allí qué característica debe tener.

frenos motos

Es bueno recordar la necesidad de drenar el sistema de freno de nuestras motos por lo menos cada dos años, para de esa forma quitar cualquier vestigio de humedad dentro del circuito. Podemos aprovechar en ese momento de hacer un “up grade” en el tipo de Dot, si es que el que tenía la moto es de inferior calidad.

Recuerden siempre verificar el nivel del líquido antes de arrancar para evitar sorpresas desagradables.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *