Chaleco y casco con patente: ya es ley en la Provincia de Buenos Aires

Comparti en Redes Sociales

Luego de muchas idas y vueltas, finalmente la Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires aprobó sin modificaciones el proyecto que ya tenía media sanción en Diputados, impulsado por Cristian Ritondo (Ministro de Seguridad de la Provincia), Carolina Píparo y Cristian Ranzini.

Con esta ley se obliga a que sólo el acompañante lleve chaleco refractario con la identificación del dominio de la moto en las denominadas zonas de exclusión que cada jurisdicción deberá determinar. Asimismo existirán zonas determinadas donde se intensificarán los controles y las motos en infracción serán secuestradas en el momento.

El proyecto que dio origen a la ley estuvo liderado en la cámara baja por los diputados Matías Ranzini y Carolina Píparo; mientras que el encargado de llevar la voz en la cámara Alta fue el senador y presidente de la Comisión de Seguridad, Marcelo Pacífico.

“La aprobación de esta ley implica que cuando trabajamos juntos y en serio se consiguen buenos resultados, esta ley es producto del consenso entre diputados y senadores que representan cada uno distintos municipios”, consideró Ritondo.

Sin perjuicio de ello, Ritondo pidió que quede claro que esta ley no busca desalentar el uso de la moto como vehículo o pasatiempo, ya que «un motociclista no es un motochorro” y a la vez agregó: “es fundamental esta ley porque es un instrumento más que acentúa la lucha contra los robos y asesinatos cometidos por delincuentes que utilizan la moto como vehículo.”

Por su parte, el diputado Matías Ranzini sostuvo: “Esta ley profundiza la política de seguridad del gobierno y nos acerca a los intendentes” y enfatizó “Moto que se encuentra en infracción, moto que será secuestrada».

Qué dice la ley

  • Para poner en funcionamiento la ley, será necesario que la Provincia y los municipios se pongan de acuerdo para definir la zona de exclusión de acuerdo al índice de este tipo de delito.
  • Sólo el acompañante deberá llevar chaleco con identificación refractaria en la zona de exclusión.
  • Ambos deben usar casco con la identificación del registro dominial de la moto dentro del perímetro que determine el municipio.
  • En la zona de exclusión se puede dar que se prohíba el doble acompañante, esto dependerá de lo que acuerden Provincia y cada uno de los 135 Municipios.

Para no afectar de inicio la autonomía municipal, cada distrito tendrá un plazo de hasta 45 días para enviar al Ministerio de Seguridad el diseño geográfico y zona de exclusión, así como los horarios donde son obligatorios el uso de los chalecos reglamentarios con el grabado y el casco reglamentario también con el número de patente. En caso de no hacerlo será el mismo Poder Ejecutivo Provincial quien lo determine.

Si se incumple la ley

Si las fuerzas de seguridad detectan una infracción a esta ley, están facultados para automáticamente retener la moto. En ese caso, el dueño tendrá un plazo máximo de 80 días de corridos para retirarla, de lo contrario va a compactación o donación.

Una a favor

El proyecto no abarca el universo total de motos de la provincia de Buenos Aires, solo en áreas focalizadas.

NdR: Muchos o la gran mayoría de los motociclistas, no estamos de acuerdo con esta medida que no ha demostrado, en otros países donde se aplicó, ser lo efectiva que se esperaba. Debemos reconocer además, el inmenso trabajo y las acciones llevadas adelante por agrupaciones como “Las personas no se patentan”, las cuales lamentablemente han sido infructuosas para frenar el proyecto. Según sus integrantes ha quedado demostrado que la utilización de chalecos y cascos grabados con la patente de la moto, de ninguna manera previene ni disminuye la comisión de delitos; con el agravante que hasta ahora los delincuentes sólo robaban motos para delinquir, y ahora gracias a esta medida, querrán robar también el chaleco y el casco, generando aún mayor violencia sobre el motociclista propietario de la moto para arrebatarle esos elementos. Pensemos nada más en la desesperación de los delincuentes por quitarle el casco al dueño de la moto. Si de por sí es difícil para uno mismo quitarse rápidamente el casco con guantes colocados, la más mínima demora pondría tan nervioso al ladrón, que podría costarle la vida. Y, por otro lado si fuera el mismo delincuente quien quisiera remover el casco al propietario con un arma en la mano, todo podría terminar en un desastre. Sinceramente lamento que no se haya dado intervención ni participación mayor a usuarios de motos para evaluar los pros y contras de esta ley.

Por otro lado, respecto al número de patente en el casco, debemos recordar que los fabricantes de cascos dejan claramente establecido en la garantía de éstos, que NO se pueden colocar adhesivos ni calcomanías en ellos, porque implica debilitar la estructura por los agentes químicos de los pegamentos. Me pregunto qué pasaría si ante un accidente donde el casco sufre una rotura que lastime al usuario y se intentara realizar un reclamo judicial al fabricante del casco, éste se eximiría fácilmente de su responsabilidad porque el usuario no cumplió con las normas dispuestas para el correcto uso del casco; que implican, entre otras, NO colocar ningún adhesivo en la superficie del casco. Para pensar.


Comparti en Redes Sociales

1 respuesta

  1. Hernan dice:

    IGNORANTES EN SU MAXIMA EXPRESION!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *