6 cosas que los motociclistas estamos cansados de escuchar

Comparti en Redes Sociales

A todos nos ha pasado que estando en alguna reunión familiar o de amigos, escuchamos comentarios sobre motociclistas, provenientes de personas que no tienen mucha idea de lo que significa justamente, ser motociclista, y que con una sonrisa forzada en nuestra cara, tratamos de explicar.

A veces esos comentarios y conversaciones no sólo son aburridos, sino que lo peor, es que estereotipan a los motociclistas sin fundamento ni conocimiento alguno. Tienen una imagen en la cabeza de cómo es o debería ser (para ellos obviamente), un motociclista, y no se mueven de ahí; por eso cuando se enteran de que uno se identifica como tal, te ven como un bicho raro, más que nada porque no ven esa barba larga, tatuajes y ropa de cuero; porque así es como esta gente ve a los motociclistas…

Por eso, acá voy a tratar de hacer un listado con esas cosas, que estamos cansados de escuchar:

Las motos son peligrosas

No caben dudas que frente a un accidente protagonizado por una moto, el motociclista es quien se lleva la peor parte, ya que probablemente terminará en el hospital. Debido a ello, la gente cree que las motos son peligrosas.

Pero por el contrario, las motos son más seguras, a diferencia de lo que se piensa. Esto es porque frente a un choque, la moto tiene más opciones de evadirlo siempre que se tenga presente el manejo defensivo y una vía de escape. La razón es porque los motociclistas somos más cautelosos y conscientes (que los conductores de autos), del peligro que representa no manejar de manera segura; y seguramente se deba a que sabemos que será nuestro cuerpo el que impactará contra el piso o contra un auto en caso de un accidente. Y no me cabe duda que los automovilistas generalmente prestan atención a sus teléfonos celulares al manejar, mientras que los motociclistas tenemos mente, alma y cuerpo dedicada a manejar nuestras motos.

Con lo que vale tu moto te podés comprar flor de auto!

Sí! Y qué! Esa seguramente va a ser nuestra respuesta. Desde ya que sabemos perfectamente que las motos no son baratas. Y más allá que hoy en día muchos usan la moto porque están cansados del tránsito y porque es más barato que moverse en auto, no siempre lo es; ya que muchas veces se transforma en un segundo o tercer vehículo al cual hay que mantener, pagar seguro y patente, (nada barato hoy en día); pero quienes gustan de las motos, andan en moto porque les gusta, sea caro o barato. En ocasiones los autos pueden resultar más prácticos, pero también más aburridos. Muchos de nosotros tenemos auto también, pero cuando lo usamos lo hacemos para movernos de un lado al otro. Hacer el mismo trayecto en moto se vive de diferente manera. Andar en moto es un hobby caro, pero no se necesita ser rico para ser motociclista. Pero eso sí, cuando compras un auto, una vez que lo tenés ya está. Pero la moto es diferente.

 No sólo tenés que tener el dinero para comprarla, sino también para equiparte y bien, y todos esos accesorios son caros: casco, campera, guantes, botas, pantalones, etc. Y como estos son elementos que se usan, seguramente vas a necesitar más de uno, como por ejemplo campera de invierno, otra para verano, al igual que guantes. Y la cosa no termina ahí, luego vendrán escapes importados, filtros de aire, parabrisas elevados, cubiertas especiales y un sinfín de etcéteras. Pero lo bueno de esto es que no te gastás toda la plata de una sola vez!

A qué grupo de motos perteneces

Los motociclistas somos como nuestras motos, cada uno es como es. Como dije al principio, mucha gente asocia el andar en moto con personajes de pelo largo con pañuelos en la cabeza, largas barbas y el cuerpo lleno de tatuajes, forrados en camperas y chalecos de cuero que circulan en banda ocupando toda la calle. Bueno, hay parte de cierto en ello, ya que tengo amigos que son así, pero otros, la mayoría diría yo, no. No todos llevan “parche”, pero el espíritu de comunidad con el resto del grupo siempre existe, sea un grupo de scooters o de Harley’s.

Seguro te la pasas haciendo viajes en moto

Por más que nos fascine viajar en moto, los motociclistas también tenemos familia e hijos, y hasta un trabajo con responsabilidades!! Obviamente nos gustaría viajar a cada rincón del país en nuestra moto, pero eso no significa dejar de lado todo lo demás para simplemente viajar cada fin de semana. Mientras que hay algunos afortunados que tienen la posibilidad de viajar muy seguido, la mayoría de nosotros con suerte lo podremos hacer cada 3 o 4 meses.

moto viajePero también hay motociclistas que no realizan largos y kilométricos viajes, con valijones cargados y corderito en el asiento; sino que usan la moto todos y cada uno de los días para ir a trabajar o como herramienta de trabajo. Para ellos, la moto es parte de sus vidas, y su vida se detiene si la moto también lo hace. Sólo porque conduces una moto todos los días para ir a trabajar no te hace menos motociclista que aquellos que tienen el privilegio de viajar durante varios días recorriendo grandes distancias a lo largo del país.

Yo era motociclista, hasta que me casé y tuve hijos

Lo que en definitiva significa que nunca fuiste un verdadero motero de alma. Para un motociclista no existe una razón para dejar de serlo y dejar de andar en moto. Y de la misma manera, comprar una moto no te convierte en motociclista de alma, ya que cualquiera puede comprar una moto, pero sólo unos pocos llevarán la vida de motociclista con todo lo que ello implica. La moto no es un objeto para movilizarse, sino que es la razón para movilizarse.

Ya habrás escuchado por ahí, o leído un refrán que dice: “no dejas de andar en moto porque te pones viejo, sino que te pones viejo cuando dejas de andar en moto”. Todo dicho.

Me prestás la moto para dar una vuelta?

Las motos son como las esposas, si no es tuya no se toca! Para mí es la pregunta más incómoda e irritante: me prestás la moto? Muchas veces resulta difícil decir que no, pero siempre vamos a encontrar una salida elegante: mirá que acelera mucho, es muy pesada, no vas a llegar al piso con los pies…, pero el objetivo es uno solo: NO SE TOCA!

A los motociclistas no nos gusta que la gente toque nuestras motos. Parece un poco enfermizo, sí, pero es la realidad. Incluso no nos gusta prestarla a otro motociclista, salvo que sepamos claramente acerca de sus habilidades y cuidados para con las motos; porque para nosotros las motos son una persona más, o acaso soy el único que le habla a una moto?

En esta nota traté de resumir algunas de las cosas que he escuchado en reuniones donde se toca el tema de las motos y los motociclistas, pero obviamente los puntos que enumeré no son taxativos. Si tenés alguno en mente lo podés comentar abajo.


Comparti en Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *