Drástica caida en la venta de Motos, la Asociación de Motovehículos declaró la emergencia económica del sector

La Asociación Argentina de Motovehículos (MOTTOS) declaró hoy el estado de emergencia económica del sector debido a una importante caída de la actividad producida en los últimos meses que preocupa a los empresarios nacionales de cara al futuro inmediato de la actividad.

Representantes de MOTTOS ofrecieron una conferencia de prensa en la sede de la institución donde detallaron las cifras de pantentamientos del mes febrero y analizaron las causas de la actual situación que atraviesa la red comercial a lo largo y ancho del país.

Las cifras de febrero encendieron las alarmas de los concesionarios de Motovehículos, ya que fue un mes donde se evidenció un descenso del orden del 27% con 41.144 patentamientos contra las 56.039 de febrero de 2013. De esta forma, el acumulado del 2014 alcanzó las 119.679 unidades, lo que muestra un descenso del 7% comparado contra el acumulado del año 2013 en el que se habían patentado hasta esa fecha 128.751 unidades.

mottosDiego Dinitz, presidente de MOTTOS, destacó que el sector de motovehículos se encuentra en una emergencia económica

Diego Dinitz, presidente de MOTTOS sostuvo al respecto: “se ha dado una multiplicidad de causas que nos han llevado de un panorama optimista, como el que teníamos a fines del año pasado, a este de profunda preocupación en el que nos hemos visto obligados a declarar el este estado de emergencia económica debido a que nuestros asociados están enfrentando serias dificultades para poder proyectar un horizonte medianamente razonable”.

Estamos en un momento donde corremos el riesgo de en 3 o 4 meses perder todos los logros obtenidos en los últimos años. Si analizamos las causas tenemos que hablar en primer lugar del fuerte incremento de precios de parte de las fábricas que han hecho imposible poder absorber de forma parcial o total los nuevos costos con concesionarios que trabajan con márgenes de ganancia muy bajos. En este punto es importante resaltar que las concesionarias no somos formadores de precios

También se suma la escasez del crédito, que es un aspecto muy importante para los clientes característicos del sector, y en menor medida la ley de impuestos internos, que si bien no alcanza a una porción realmente significativa de los modelos más demandados, ha generado una actitud de espera o pesimismo en los potenciales compradores. El mercado de las motos venía operando un 50% en efectivo y oro 50% mediante crédito, que prácticamente ha desaparecido. El aumento de la canasta familiar a hecho que también se haya afectado la parte que opera en efectivo ya que la gente al no tener resuelta su paritaria no sabe cuánto puede destinar a la compra de una moto, además de que se le agregaron nuevos y mayores gastos“.

mottos1Conferencia de prensa en la sede de la Asociación Argentina de Motovehículos (MOTTOS)

Tenemos concesionarios que en los últimos años han debido ampliar sus estructuras e invertir fuertemente para estar a la altura de un mercado en franco crecimiento y que ahora se enfrentan al gran desafío de poder mantener sus costos operativos con una ecuación económica que se vislumbra como muy desfavorable, lo que ha llevado a hacer un replanteo de las proyecciones y de las expectativas. No es justo que el gasto para dar mayores y mejores servicios lo hayan hecho los concesionarios y convivan con comercios que solo despachan unidades, como supermercados y cadena de electrodomésticos, y que no puede garantizar servicios de posventa, repuestos ni taller, y que hoy significa un altísimo costo operativo, que en estos momentos de ventas en descenso, comprometen el futuro de los concesionarios.”

Los riesgos son varios y están relacionados a la continuidad de las fuentes de trabajo, a la baja del número de los concesionarios existentes y también problemas de stock porque hoy existe una producción que asegura un stock de 100.000 unidades algo que en 3 o 4 meses se van a agotar y lo que se producirá después nadie lo puede garantizar. Pero sin duda lo más peligroso es que se aborte este proceso de industrialización nacional que significaría la pérdida de una oportunidad histórica“.

Desde MOTTOS le estamos entregando a la Ministra de Industria, Licenciada Débora Giorgi, que siempre ha sido una férrea defensora del proyecto de industrialización nacional, un petitorio donde le enumeramos todas estas cuestiones y le pedimos que realicemos un encuentro de toda la cadena de valor para ver de que forma se pueden encontrar alternativas y propuestas para poder modificar este panorama. Necesitamos poder concretar este encuentro urgente, no en 20 días. Así podremos intentar, entre fábricas, estado, gremio, motopartistas y concesionarios establecer una hoja de ruta consensuada que nos vuelva a poner en carrera y nos saque de esta preocupante y situación”, completó Dinitz.

Para visualizar la carta presentada a la Ministra Débora Giorgi hacer Click en: Nota Giorgi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *