Diego Demelchori rumbo al Desafío Ruta 40 y al Dakar 2015

Diego Demelchori es un piloto catamarqueño que participó en tres oportunidades en la categoria Motos del Rally Dakar, la carrera más extrema del mundo, a bordo de una Kawasaki del equipo RPM Argentina que dirige Marcelo Sanchez.

En el 2011 una quebradura de fémur le impidió a Diego cumplir su deseo de estar en la rampa de largada. En 2012 aún sufriendo las consecuencias de esa lesión, llegó en el puesto 67 y en la edición 2013 arribó en la posición 45°.

En 2014 fue el único catamarqueño que participó de la competencia y culminó en el puesto 42º en la general, superando por tres posiciones a lo conseguido la edición pasada. Logró ubicarse entre los cinco mejores argentinos que participaron de la competencia de rally cross country más importante del mundo.

kawa2

Su paso por Buenos Aires nos permitió conversar con él y conocer al piloto que competirá en el Desafío Ruta 40 y el Dakar 2015.

MP.- ¿Hace cuánto estás arriba de una moto y cuál fue la chispa que te despertó subirte a una moto?
DM.- Desde los 8 años que me subí por primera vez y tuve mi experiencia compitiendo, sentí la adrenalina de la velocidad y de saltar. Sentí una conexión con la moto.

MP.- ¿Cuáles fueron tus comienzos en el motociclismo?
DM.- Comencé con campeonatos provinciales: los del NOA, carreras de enduro motocross.

MP.- ¿Cuándo comenzaste a pensar en el Dakar? ¿Cómo te preparaste para correrlo física y psicológicamente?
DM.- Desde que comencé a andar en moto siempre pensé en el Dakar. Es el sueño de todo motociclista. En 2008, cuando llegó por primera vez el Latinoamericano y lo vi pasar en carrera por Catamarca, me impulsó a hacer todo lo posible por llegar al Dakar. Fui preparándome para la competencia, aprendiendo a navegar, a leer la hoja de ruta, a manejar un GPS, a tomar cursos de sobrevivencia, a trabajar duro sobre el físico con un plan de entrenamiento específico para la competencia. A la vez, me fui preparando mentalmente.

MP.- ¿Cuánta gente trabaja alrededor tuyo durante el Dakar?
DM.- Trabajo todo el año con un entrenador físico, el profesor Dimas García; con un médico deportivo, Dr. Jorge Herrera; con los mecánicos Armando Lelli y Armandin; que son los encargados del desarrollo de la moto y de todo el kit. También trabajo con el team RPM Kawasaki, que tiene como jefe de equipo a Marcelo Sánchez y en la parte de logística a Silvio Petruceli y Hugo Sanchez. Esta gente es la que trabaja y trabajó conmigo en todos los Dakar en los que participé: 2011, 2012, 2013, 2014. A su vez, cuento con el apoyo de YMAD (Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio) desde hace dos años. Ahora me acompañarán también en el Desafío Ruta 40, una excelente oportunidad para ponerme a prueba de cara al 2015.

MP.- ¿Qué experiencia sacaste del primer Dakar que luego aprovechaste en el siguiente?
DM.- Toda la experiencia me sirvió. La convivencia con distintas culturas me resultó interesante. Nos ayudó mucho a crecer y a trabajar en mejorar no sólo para los próximos Dakar, sino para futuras competencias.

MP.- ¿El miedo pasa en algún momento por la cabeza de un piloto?
DM.- No, miedo nunca tuve. Creo que nadie podría hacer algo que le de miedo. Pero si pasan muchas cosas por la cabeza cuando empieza la dureza de lo que es un Dakar: motos prendidas fuego, pilotos golpeados. Ahí es cuando te preguntas qué haces ahí adentro.

MP.- ¿Cómo te estas preparando para el Dakar 2015?
DM.- Me encuentro en mi mejor momento, con muchas ganas de entrenar. Volvimos del Dakar 2014 y tomamos un descanso de 20 días. Ya empezamos con un plan de entrenamiento para el Dakar 2015 que ya estamos aplicando para llegar en óptimas condiciones físicas y mentales, para conseguir mayores logros y resultados.

MP.- ¿Correrías en la categoría Autos o Camiones, o lo tuyo es solo la moto?
DM.- No me atraen muchos los autos ni los camiones. No porque no me gusten sino porque mi pasión es estar arriba de una moto y lo he tomado y elegido como una forma de vida.

MP.- Correr el Dakar significa hacerse de una gran cantidad de momentos e imágenes inolvidables. Si tuvieras que resaltar uno por sobre el resto, ¿cuál elegirías?
DM.- Ver el sufrimiento de los pilotos es lo que más me impacto. Pero, por otro lado, las imágenes inolvidables que rescato son los paisajes increíbles que se disfrutan.

MP.- ¿Cuáles son las recomendaciones que le das a un piloto que quiere correr un Dakar?
DM.- Para estar en un Dakar tenés que estar bien seguro de lo que querés, sabiendo que ahí adentro arriesgas tu vida en cada segundo. Para todo eso tenés que estar muy bien preparado física y psicológicamente y trabajar todo el año para que funcione.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *